Saltar al contenido

Hierro ¿Para que es necesario?

Verduras Hierro

Hierro, iniciemos con dos palabras: nutrición y respiración.

Para su definición, seguramente evocarás una representación mental del proceso que sucede en tu panza después comer y del proceso de inhalación-exhalación, respectivamente.

No obstante, la nutrición se trata de un proceso celular.

La disposición en tus alimentaciones resulta fundamental para poder lograrlo.

Carnes Hierro

¿Entonces el hierro nutre a la célula?

No exactamente, pero es uno de los responsables de llevar energía a las mismas.

El déficit de este mineral podrá generarte serios problemas.

Que es el hierro y por qué es importante

Se trata de un mineral fundamental para el desarrollo de las células especializadas en transportar el oxígeno a la sangre, llamadas glóbulos rojos.

En síntesis, es lo que mantiene “enganchado” el oxígeno al glóbulo rojo, gracias a esto, se podrá tener disponibilidad de oxígeno en la sangre y transportarlo a los tejidos que lo necesite.

Entonces, ¿qué tiene que ver esto con la respiración? Pues, el fin último de la respiración es que el oxígeno entre a las células y trasporte electrones de un sitio a otro dentro de ella.

Esto es lo que da energía a todas las células. ¡Ve que no se trata de un proceso difícil de entender!

Además, participa en la elaboración de ADN (información genética), la producción de colágeno (para nuestra piel, uñas y pelo), en el desarrollo cerebral y el desempeño del sistema inmunológico. Es decir, ¡está en todo lo importante!

¿Dónde conseguir el que necesitas?

La clave está en tener una dieta integral y variada, ya que las fuentes de hierro son múltiples, pero no todo el hierro tiene la misma presentación.

El hierro que está en los alimentos de origen animal se absorbe con mayor facilidad en el intestino (se conoce como hierro hemo).

Este tipo de hierro abunda mucho en alimentos como las morcillas, sardinas, hígado, carnes rojas, pescados y mariscos.

Pescados Hierro

En los alimentos de origen vegetal puedes conseguirlo, mayormente, en los cereales fortificados y, en menor cantidad, en semillas, granos y frutos.

Pero, no sólo se trata de la cantidad de hierro.

Saber combinar las fuentes de hierro con otros alimentos también es importante dado a que pueden aumentar o limitar la absorción del mineral.

Por ejemplo, el café, el té negro y verde, el chocolate y el maní limitan la absorción del hierro.

Por lo contrario, la fresa, la piña, la naranja, el limón y la espinaca aumentan su absorción.

Dosis diaria

Los requerimientos diarios de hierro en la nutrición van entre 0.3-10 mg para los bebés de hasta un año de edad, de 7-11 mg para los niños y 10-18 mg para hombres y mujeres adultos. Aunque hay recalcar que:

  • Los requerimientos son ligeramente superiores para las mujeres en comparación a los hombres.
  • En los bebes de 7 a 12 meses el requerimiento es casi a un adolescente, por estar en pleno desarrollo de su sistema nervioso.
  • Las mujeres embarazadas requieren de mayor cantidad de hierro (27mg) dado a la demanda en la formación del embrión y feto.
  • La etapa de lactancia las demandas de hierro son menores que en el embarazo.
  • Es importante que en la etapa entre 1 y 2 años los niños y niñas reciban obligatoriamente la cantidad de hierro que necesitan para evitar problemas en el desarrollo del cerebro y demás órganos.
  • Por eso, si les cuesta que sus hijos coman carnes y otras fuentes hierro (o lo hagan a duras penas) deben complementar la dieta según el tratamiento que el pediatra disponga.

¿Puedo notar si tengo déficit de hierro? ¿Qué podría pasar?

Si, podrás notarlo, pero debes a estar muy atento a las señales.

La debilidad repentina y prolongada, fatiga y la baja capacidad para realizar trabajos intelectuales que antes hacía sin problemas son algunas de ellas.

En niños y niñas se traducen en problemas en el desarrollo del sistema nerviosos que genera problemas de aprendizaje.

Esta es una situación a la que hay que hacer especial énfasis, pues, los daños en esta etapa son irreversibles y permanentes.

Igualmente, la anemia por falta de hierro (puede afectar tanto a niños como a adultos.

No obstante, con simple prueba de sangre podrás analizar la calidad y calidad de tus glóbulos rojos para diagnosticar este tipo de anemia.