Saltar al contenido

Ser Vegano

 Ser Vegano es más que una dieta o un tipo de alimentación, el veganismo puede considerarse un estilo de vida en el que se incluyen otros aspectos como la vestimenta, el calzado o el maquillaje. Su base es la convicción de que el ser humano debe convivir con los animales de manera pacífica eliminando cualquier acto de violencia o agresividad.

Los veganos no comen ningún producto procedente del mundo animal. No comen carne ni pescado, tampoco sus derivados como la leche, mantequilla, quesos, huevo, miel. No utilizan ropa de cuero ni lana sino tejidos de fibra vegetal como el algodón. En cuanto al maquillaje, no utilizan aquellas marcas que hacen pruebas con animales.

Beneficios de ser Vegano

  • Ser vegano ayuda a controlar el peso. Seguir una dieta vegana ayuda mantener un peso adecuado y mucho más saludable. Eliminar los alimentos procedentes de animales supone reducir el consumo de sustancias químicas. Hablamos de las grasas saturadas y del colesterol.
  • Cuando se dejan de consumir este tipo de grasas, descienden los niveles de colesterol, por lo que es saludable y se evitan posibles enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes, infartos e incluso el cáncer.
  • El alto contenido en fibra que se ingiere siendo vegano, supone una gran fuente de antioxidantes naturales. Eso también beneficia la esperanza de vida haciéndola más larga y saludable además de ayudar a prevenir enfermedades degenerativas.
  • Descenso de las alergias a los alimentos que, en gran parte proceden de alimentos de origen animal, como el huevo, la leche, el marisco entre otros.

Trucos para ser vegano

Aceite vegetal

Aunque pueda parecer algo muy obvio, si estás empezando la transición quizás no te has dado cuenta que debes utilizar aceite vegetal en lugar de grasa animal para freír y saltear.

Caldos veganos

También debes tener cuidado con el caldo que utilizas en tus sopas, salsas y guisos. Utiliza caldo de verduras o vino en lugar de caldo de pollo, y si utilizas caldo en cubos verifica que, aunque sea de verdura, no contenga componentes de origen animal.

Dale vida a tu arroz

Para darle vida a tu arroz, calienta una cucharada de aceite de oliva en una olla y rehoga un diente de ajo partido a la mitad durante dos minutos. Agrega el arroz y saltea hasta que estén ligeramente dorados. Añade caldo de verduras para darle sabor y unas hiervas provenzales.

Ingredientes frescos

Para disfrutar aún más de tus comidas, utiliza los ingredientes frescos en tus recetas. Una buena idea es comprar en mercados de agricultores, donde además solo te venderán frutas y verduras de la estación del año en la que te encuentres.

Frutos secos

Los frutos secos en piezas más pequeñas, así que si la receta requiere de pacanas / nueces / cacahuetes / almendras /avellanas picadas, cómpralas de esa manera. Te ahorrarás dinero y trabajo.

Lo bueno de ser Vegano

Las dietas veganas, cuando se siguen correctamente, tienden a contener más fibra, antioxidantes, potasio, magnesio y vitaminas A, C y E. Están llenas de nutrientes esenciales, pero en ausencia de carne, es vital e importante que nos aseguremos de seguir consumiendo todas las cantidades correctas de proteínas en otras formas.

Investigaciones han revelado que los veganos pueden ser más felices que los carnívoros. De hecho, se descubrió que los veganos y los vegetarianos tenían puntos más bajos en las pruebas de depresión y los perfiles de estado de ánimo en comparación con los carnívoros.

Debido al hecho de que contienen menos grasas saturadas, se ha demostrado que las dietas veganas reducen el riesgo de enfermedades cardíacas y, además, los datos muestran de manera concluyente, que los vegetarianos y veganos sufren menos enfermedades causadas por una dieta occidental moderna. 

La dieta vegana, además de desempeñar su papel en la reducción de los riesgos de ciertas enfermedades, también puede ayudar a reducir el inicio de los ataques de migraña.

Una ventaja de seguir una dieta vegana es el efecto positivo que tiene en nuestro peso. Los veganos generalmente pesan menos y no sufren de obesidad como resultado de una dieta compuesta de menos calorías en forma de granos, legumbres, nueces, semillas, frutas y verduras.