Saltar al contenido

Tener Éxito en las Finanzas Personales

Finanzas

Llevar un buen control de tus gastos personales es una tarea que todas las personas deberían hacer, para así poder administrar adecuadamente tu dinero y no llegar a final de mes ajustado o con deudas que hagan que tu próximo pago dure menos.

Llevar el control de tus finanzas personales no es tan difícil como parece, tan solo debes tener en cuenta algunos aspectos importantes que te permitirán distribuir tu dinero adecuadamente y que este no desaparezca de tus manos sin que lo notes.

Sigue estos consejos y verás como ahorrarás dinero y no estarás siempre tan agobiado.

Tips para tener éxito en tus finanzas personales

Identifica tus gastos

Toma lápiz y papel y toma nota de cada uno de tus gastos, hasta el más pequeño.

Comienza con los más importantes o elevados como pago de alquiler, pago de matrículas, créditos, servicios de luz, agua, teléfono e internet, tus gastos promedios en alimentación, productos de limpieza y aseo personal, etc.

Continua con esos pequeños gastos que poca importancia le das como cortes de pelo, servicios adicionales, pagos de revistas, entre otros.

Cuando ya tengas todos tus gastos identificados, súmalos y sabrás cuanto de tu dinero tienes que destinar para cubrirlos y cuánto dinero te sobra a final de mes.

Elimina gastos innecesarios

Muchas veces el dinero no nos alcanza porque gastamos dinero en cosas que no usamos como servicios de música en línea, pagos de revistas o periódicos, rentas elevadas de servicios telefónicos, etc.

Si tienes Wifi en tu trabajo y en tu casa, no necesitas el plan de teléfono más costoso del mercado.

Tampoco es necesario pagar por servicios de música o video que usas un par de horas al mes y menos teniendo otras opciones totalmente gratis.

Elimina o reduce estos gastos para que puedas destinar ese dinero en otros aspectos más importantes.

Designa una parte del dinero a una cuenta de ahorro

Muchas veces el dinero no nos alcanza porque tenemos que incurrir en gastos no presupuestados como pagos de impuestos, multas o sencillamente pérdidas de dinero.

Estos casos no ocurren siempre, pero es mejor estar preparado para que no te agarre de sorpresa y te descuadre tu presupuesto mensual.

Para esto guarda un porcentaje de tu sueldo, al menos el 10%, así tendrás un fondo de emergencia que incluso puedes destinar para unas vacaciones bien merecidas a finales de año.

Busca otras alternativas

Si no eres una persona tan exigente con tus gustos, puedes buscar opciones más económicas como prendas de vestir en promoción, marcas no tan conocidas que no necesariamente son de menor calidad, otros proveedores de servicios con una oferta mejor.

Evita el uso de tarjetas de crédito

Una tarjeta de crédito es un gran apoyo durante una emergencia, pero se pueden convertir en un arma de doble filo si no las controlas adecuadamente, ya que los intereses que generan suelen ser muy altos.

Si tienes un gasto que realizar y que no estaba presupuestado puedes usarla, pero antes piensa si en verdad necesitas hacer ese gasto y cuanto tardarás en pagarlo.

Así podrás reducir tus gastos futuros como comidas en la calle y salidas de fiesta y destinar este dinero en cancelar tus tarjetas antes de que los intereses se acumulen.

Como ves, tener éxito en tus finanzas no es tan difícil, tan solo necesitas tener bien claro cuánto suman tus gastos, identificar las prioridades, distribuir tu dinero en base a estas y tener siempre un plan de contingencia.